sábado, 24 de noviembre de 2007

CÓMO EXTERMINAR A LOS VAMPIROS



EL AJO



De toda la flora conocida por los vampiros, el ajo es la planta más potente e intoxicante. Los árabes creen que el primer ajo creció en la huella izquierda de Satanás, a su salida del jardín del Edén.

Algunos papiros egipcios del año 1500 a.C. prescriben al menos veintidós remedios de ajo destinados a curar diversos males, desde un dolor de cabeza hasta la fatiga, y también se sabe que los constructores de las gigantescas pirámides se energizaban con sus beneficiosos bulbos.

Sus saludables efectos también eran conocidos por los saqueadores de tumbas del siglo XVIII, que se bañaban en vinagres hechos de esta planta para inmunizarse contra la plaga.

El poder del ajo como amuleto radica en su potente olor. La teoría afirma que lo semejante se repele, así que un vampiro maloliente sentirá rechazo por cualquier elemento que emita un olor desagradable.

LAS ESTACAS


Durante las epidemias de vampiros, en especial en Europa del Este y los Balcanes, se intentaba asegurar por todos los medios que los cuerpos no volvieran a la vida.
Tradicionalmente se clavaba una estaca afilada en el estómago del cadáver con el fin de fijarlo a la tierra y se insertaban clavos y alfileres dentro del cuerpo para sujetarlo simbólicamente al suelo. De esta manera, si un espíritu maligno intentaba poseerlo no conseguiría escapar de la tumba.

Asimismo, se acostumbraba clavar estacas afiladas en la tierra que cubría las tumbas de los potenciales vampiros; así cualquier aparecidos que intentara hacerse paso hacia la superficie sería empalado y aniquilado.
La estaca de madera ha sido adoptada como arma en la lucha contra los vampiros. Algunas culturas creen que el corazón de la criatura continúa latiendo, y que atravesarlo con una estaca deja en libertad el espíritu y acaba con el cuerpo físico.

EL CRUCIFIJO

Una cruz de alquitrán o resina pintada sobre la tapa de un ataúd, o sobre la puerta de una casa o establo, evita el acceso de los "no muertos".
En muchas culturas de todo el mundo las encrucijadas tienen incluso una significación sobrenatural como lugar de sepultura recomendado para brujas y vampiros.
Nota: La cruz que causa más temor es la tallada en álamo, la misma que se utilizó para el crucifijo de Cristo.
Colocar un crucifijo sobre la tumba la volverá inhabitable para los vampiros, y enterrarlo junto con el difunto evitará que éste se convierta en un "no muerto".
El efecto del crucifijo puede aumentar si es bendecido por un sacerdote y ungido con agua bendita.
EL ESPEJO

En el pasado se creía que el diablo había creado el espejo para atrapar a los espíritus errantes.
Algunos afirman que dormir cerca de un espejo trae mala suerte porque se teme que el alma, al proyectarse fuera del cuerpo,quede atrapada detrás del cristal y no logre regresar jamás.
Ésta es una de las razones por las que se considera que romper un espejo es señal de mala suerte: un alma atrapada en el cristal podría no regresar nunca si éste se rompe.
Otro motivo es que en el pasado se creía que estos albergaban imágenes del futuro, y el hecho de romperlo implicaba que la persona perdía su porvenir.
Nota: Se cree que enterrar los trozos de espejo roto revierte la mala suerte.
Ciertas culturas, como los Inuit, rechazaban hacerse fotografías, temían que la cámara les arrebatara el alma.
EL AGUA BENDITA
El agua es el más antiguo símbolo de purificación y limpieza.
Se deduce que el agua bendecida por un sacerdote debería resultar aún más poderosa como arma contra el mal.
Al igual que el crucifijo, el agua bendita parece haber sido introducida en algún momento del siglo IV.

Sin embargo, el agua siempre ha sido utilizada para arrastrar la maldad y la perversidad.
Los vampiros son incapaces de cruzar arroyos o el agua salada, motivo por el cual los griegos desenterraban a los sospechosos de ser aparecidos para volver a enterrarlos en islas remotas y deshabitadas.

LAS SEMILLAS Y LOS NUDOS
Esparcir semillas descarriará completamente al vampiro, que se verá obligado a posponer su diabólica misión hasta que haya cogido o comido hasta la última semilla.

Los "no muertos" también se obsesionan con el mijo, los guijarros, el arroz y con los nudos. No podrán continuar con lo que estaban haciendo hasta que no desaten todos los nudos.

Los griegos, para mantener ocupado al meticuloso vampiro, colocan redes de pesca dentro del ataúd, mientras que los gitanos cuelgan redes con ajo sobre sus puertas y ventanas.

No hay comentarios: