domingo, 21 de octubre de 2007

CÓMO IDENTIFICAR A LOS "NO MUERTOS"



No existe acto más profano, ni destino más cruel, que la transformación de un alma en vampiro.

El productor y actor teatral Hamilton Deane introdujo en nuestra psique la imagen del vampiro de blancos colmillos y capa. Su representación teatral del conde "Drácula" de Bram Stoker (1897), ha creado una inmortal legión de secuaces "no muertos" ataviados con trajes de noche negros.

Ciertos tipos de vampiro pueden irradiar una gran belleza que induce a los hombres a morir. Otros tienen la capacidad de transformarse en bestias o incluso en oscuridad.
Generalmente suelen tener una tez gris y pálida, aunque pueden mostrar un resplandor rosado después de alimentarse.

En Serbia y Rumania el cabello rojo es un signo de vampirismo, una idea arraigada en la creencia de que Judas Iscariote era pelirrojo.

Hace años, cualquier cadáver que fuera hallado en su tumba con los ojos abiertos era tratado como un vampiro.
En Rumania, si un cuerpo aparecía con un ojo abierto y otro cerrado se le consideraba en proceso de convertirse en "no muerto".
En Grecia y los Balcanes, los ojos azules son un signo de vampirismo.
En otras partes de Europa, los ojos de los vampiros son rojos.

Para algunos testigos, la mirada de un aparecido resulta hipnótica, mientras que para otros se trata simplemente de ojos negros desprovistos de vida, como los de los tiburones.

Se considera que los bebés nacidos con dientes son potenciales vampiros.


RASGOS DEL VAMPIRO

MANDUCACIÓN

Se refiere al hábito del vampiro enterrado de comer su mortaja o su vestimenta de sepultura.
En un caso del siglo XVI, se encontró a un hombre y a una mujer masticando sus propios intestinos destripados.

DIETA

Además de consumir su sangre, el aparecido recurre a la antropofagia, es decir, el asesinato de un ser humano para someterla a canibalismo.
Otro de sus hábitos es la necrofagia,que significa comer cuerpos que llevan mucho tiempo muertos.

VUELO

Erróneamente se considera que los vampiros vuelan, o que se transforman en bestias aladas. Aunque algunos han aprendido a volar, no es cierto en todos los casos.

HIDROFOBIA

El agua es el purificador más natural, por lo que los vampiros son incapaces de nadar, ni siquiera cruzan un arroyo.
En algunas partes de Europa la prueba para identificar aparecidos es la misma que se utilizaba en el pasado para descubrir brujas: la "Indicium agua". El sospechoso es arrojado a un río, si flota es demoníaco, si se ahoga es inocente.



ANIMALES VAMPIRO


El Murciélago vampiro común (Desmodus rotundus) realmente chupa la sangre de los vivos, al igual que el pinzón vampiro (Geospiza nebulosa) o pinzón de tierra de hocico afilado, de Madagascar.
Y aunque no bebe sangre, el Vampyroteuthis Infernalis (el calamar vampiro del infierno) es una criatura verdadera de las profundidades, así denominada porque se parece a una capa negra con ojos rojos.

Ciertas especies de vampiros son capaces de transformarse en el animal que deseen.
El alemán alp puede adoptar la forma de un perro, un cerdo, un pájaro o una serpiente.
En los Balcanes y en ciertas zonas de Asia, las mariposas y las polillas vampiro aterrorizan a los viajeros incautos.
En toda Europa, los perros, los búhos, los lobos y los gatos también son sospechosos, de hecho, durante las cazas de brujas del Medievo los gatos eran juzgados e incluso torturados y colgados con las brujas.

VAMPIROS MURCIÉLAGO


Una de las imágenes que más asociamos con el vampiro es la del murciélago.
De las 925 especies de murciélagos existentes tres de ellas beben sangre.

El murciélago vampiro común (Desmodus rotundus), al morder, administra a su presa un anticoagulante que le permite beber el flujo saliente con su lengua especialmente adaptada.
Este murciélago vive exclusivamente de sangre, de hecho, es el único mamífero "sanguívoro". Suele preferir el ganado, los caballos y los pájaros adormecidos, aunque se sabe que también recurre a la sangre de serpientes, lagartos y cocodrilos.
El único peligro real de los murciélagos vampiro es que pueden transmitir la rabia.

CURIOSIDAD: De la saliva del murciélago vampiro ha sido aislada una sustancia anticoagulante denominada "Draculina", que los médicos esperan emplear para combatir los ataques cardíacos y las apoplejías.

HOMBRES LOBO




Una gran herencia cultural y religiosa vincula a los vampiros y los hombres lobo. Ambos poseen la habilidad de alterar su forma, son muy aficionados a la sangre humana y coinciden en atacar a sus víctimas valiéndose de la oscuridad.

La leyenda montenegrina afirma que todos los vampiros pasan por un período gestacional como hombres lobo, mientras que la mitología balcánica asegura que los hombres lobo se convierten en vampiros después de su muerte. De hecho, el mito aseguraba que quien muriera bajo la maldición del hombre lobo renacería como vampiro.

En Serbia, el vampiro y el hombre lobo comparten nombre: vlkoslak.
En China se creía que los vampiros, al igual que los hombres lobo, tenían el cuerpo recubierto de pelaje.
Los franceses temen al loublin, un hombre lobo que desentierra cadáveres para darse un festín con su carne, costumbre similar al vampiro.

A pesar de que consigue convertirse en una bestia, el hombre lobo es incapaz de ocultar su inteligencia humana, se le ve en los ojos.
Un hombre lobo matará cualquier cosa que se interponga en su camino, ya que la sangre y la muerte le provocan placer.

ZOMBIS


A pesar de que los zombis no están relacionados con los vampiros se parecen a estos y comparten con ellos sus costumbres y su hábitat.
A diferencia de los vampiros, los zombis permanecen mudos y abstraídos de su entorno, aparentemente desprovistos de voluntad individual.

Estos muertos errantes se originan en la magia negra y la cultura haitiana del vudú. Los zombis son creados por un bojor, es decir, un hechicero vudú.
Aparecen cuando la víctima es envenenada con poudre zombi, una mezcla mágica que incluye una toxina obtenida del pez globo, potencialmente letal para los humanos, por eso quienes no perecen entran en coma: su cuerpo se paraliza, su actividad cardíaca se vuelve casi imperceptible y su piel se torna fría y cetrina.
Creyendo que la persona ha muerto, comienzan los preparativos para darle sepultura. Quienes han sobrevivido a la experiencia afirman haber sido conscientes de su propio funeral.


CURIOSIDAD: Los científicos han identificado el veneno del pez globo como un mortal agente nervioso llamado jetrodotofina. Causa la muerte del 50% de las personas que lo ingieren.


Unos días después del entierro de la persona envenenada con poudre zombi, el bokor invierte los efectos del veneno utilizando un cóctel de fuertes drogas conocido como "pepino de zombi". Si la víctima consigue sobrevivir sufrirá un impacto tremendo, además de otros efectos secundarios como daño cerebral y trauma físico.


En semejantes condiciones el zombi es incapaz de resistir su situación y el bokor aprovecha la circunstancia para someterlo.


Según la tradición, la única forma de destruir a un zombi es quemándolo o recurriendo a la decapitación.


BRUJAS



El vínculo entre las brujas y los vampiros se remonta a cientos de años.
Una de las primeras citas sobre el tema aparece en las páginas del Malleus Maleficarum (1485), tratado adoptado tanto por la Iglesia católica como por la anglicana.
Es un texto cristiano que unificaba todos los tipos de predadores sobrenaturales como obras del Diablo


Algunos creían que las brujas sobrevivían devorando los órganos internos de sus víctimas, mientras que muchos otros afirmaban que los vampiros necesitaban beber sangre humana.
De hecho, una criatura considerada bruja en una sociedad podía ser tomada por vampiro en otra.


DEMONIOS


Durante la Edad Media, las primeras explicaciones sobre el vampirismo adoptaron un perfil sólido: se trataba de malévolos demonios que se estaban apoderando de cadáveres y los reanimaban para sus atroces fines.

Esta explicación parecía tener sentido, al menos en la doctrina cristiana, en la que se creía que los demonios eran ángeles rebeldes, guiados por Lucifer, cuyo objetivo era cumplir con los malignos deseos de su amo sobre la tierra.
Los demonios de orden superior pueden adoptar forma humana, mientras que los inferiores se manifiestan en animales y, ocasionalmente, en objetos.

Los demonios son seres que existen más allá de nuestra percepción sensorial, pero que deben poseer a seres humanos para perpetrar sus malignos actos.
Su modus operandi es adentrarse en un cuerpo y una vez lo tienen bajo control las obligan a cometer horribles actos de violencia contra sus propios amigos o familiares, que casi siempre acaban en asesinato y suicidio.

En su forma humana, los demonios son muy "juguetones" y suelen utilizar su encanto y adulación para insinuarse a una persona.

Desde la Edad Media, vampiros y demonios comparten un rango similar en las doctrinas de la Iglesia de Inglaterra. Ambos eran activamente perseguidos en el pasado, y los sospechosos de estar poseídos por algún demonio morían decapitados o quemados en la hoguera.

En la actualidad, el exorcismo es el recurso más frecuente en los casos de posesión.

SIGNOS DE POSESIÓN DEMONÍACA

  • Insomnio
  • Hedor insoportable
  • Ataques y convulsiones severas
  • Coprolalia (blasfemia al estilo Tourette)
  • Xenoglosia (hablar en otras idiomas)
  • Glosolalia (hablar en "dialectos"
  • Fuerza sobrehumana
  • Aparición de cicatrices y heridas inexplicables

1 comentario:

oscar dijo...

mm esta pagina si esta mui bakana.. mm si hay muchas cosas para aprender de la vida nocturna jeje